Cómo sembrar y cultivar papas

0
2079

Las deliciosas papas, materia prima en muchas preparaciones a lo largo de todo el mundo, representa junto con el arroz, el trigo y el maíz uno de los cuatro alimentos más producidos en el globo.

 

Como cultivar papas
Como sembrar papas

 

Gracias a su alto contenido de almidón y a sus beneficiosos componentes, como el hierro, potasio y vitaminas B, C y antioxidantes, es un increíble alimento que no puede faltar nunca en casa. Lo mejor de todo esto es que podemos cosecharlas nosotros mismos, sin muchas complicaciones.

Si quieres saber todo acerca de cómo sembrar y cosechar papas este articulo está hecho para ti y no te lo puedes perder.

 

Cómo plantar papa en maceta

 

El proceso para plantar papa en maceta no es en absoluto complicado como puede llegar a parecer, este tubérculo requiere de espacio y una buena mezcla de contenido orgánico para crecer, elementos que podemos proporcionarle fácilmente desde casa y disfrutar de todos los beneficios que puede aportarnos este suculento alimento.

El proceso que seguir para plantar papa en maceta es el siguiente:

  • Primero que nada, debemos seleccionar el tipo de papa a cosechar, para ello debemos dirigirnos directamente al mercado local para seleccionar las papas que procedan directamente del sector agrícola, también es posible encontrarlas en viveros. Las papas que vienen del supermercado no suelen ser útiles para la germinación y siembra, esto se debe a los químicos que se les agrega para que duren más en nos anaqueles.

 

  • Una vez tenemos en nuestras manos la papa a sembrar, cortamos la papa en porciones (entre 3 y 4) dejando solo un ojo por cada porción. Los ojos son pequeños orificios o deformidades en forma de agujero que tiene la papa, lugar donde comienza la germinación.

 

  • Dejamos las porciones de papa a sembrar un día al aire libre, sin agregar agua ya que el tubérculo posee todo el líquido que necesita para comenzar a germinar.

 

  • Una vez que la parte expuesta de la papa que queda después de cortar comienza a cerrarse, notaras que el ojo comienza a ponerse verde y se debe apreciar el inicio de la germinación.

 

  • Procedemos a sembrar nuestro tubérculo a unos 10 cm de profundidad en nuestra maceta. Debemos recordar que la maceta debe tener al menos unos 60cm de diámetro para permitirle a la papa desarrollarse.

 

  • Una vez sembrada la papa en la maceta, habiéndonos asegurado de que el ojo quede de cara hacia arriba, podemos cerrar la abertura.

 

Seguido estos pasos ya en una semana deberíamos poder ver el brote de la papa, recordando asegurar buenas condiciones de sol y temperatura, detallando que la papa prefiere los climas relativamente fríos como agosto y diciembre.

 

Riego de la planta de papas

 

Como sembrar papas brotadas
Riego de la planta de papas

 

El riego de la planta de papas es lo que suele generar más confusión en lo que a la cosecha respecta, por lo general antes de pensar en el riego debemos asegurar que las condiciones de drenado del suelo sean óptimas, ya que los charcos podrían provocar que los tubérculos se pudran y no queremos eso en nuestra cosecha.

Cuando las plantas comienzan a crecer por lo general no necesitan demasiado riego, nos aseguraremos de mantener buena humedad luego de plantar y nos despreocupamos de ellas hasta que notemos el suelo demasiado seco y regaremos solo un poco para mantener humedad.

Cuando la planta de papas inicia el periodo de floración, aproximadamente entre los 40 y 45 días será necesario aumentar ligeramente el riego, en frecuencia más no en cantidad, esto quiere decir que podemos alternar el regado a cada 8 días aproximadamente, asegurando buena humedad, pero sin encharcar nunca el suelo.

Es bien sabido entre el sector agrícola que mientras menor es la cantidad de agua que reciba la planta de papas después de la floración, mejor calidad tendrá la papa. De esta manera debemos satisfacer las necesidades de agua de la planta (suelo húmedo), pero no pasarnos de la cuenta porque en este cultivo más no es mejor.

En resumen, siempre y cuando el suelo se encuentre húmedo la planta no necesitará de riego por parte nuestra, esto lógicamente dependerá de la zona donde se esté dando la cosecha.

Cuando las hojas de la planta de papa se tornan de color amarillo debemos detener el regado.

 

Abono y fertilización

 

En cuanto al abono y fertilización de la planta de papas, vamos a asegurar un contenido 100% orgánico, basado principalmente en compost, este sustrato aportará todo lo que la planta de papas necesita para desarrollarse a plenitud. De hecho, una forma de cultivo de papas se realiza en sacos de estiércol preparado.

Para siembras mayores, se puede establecer una proporción de fertilizado N-P-K estándar para las papas de 2/6/(1-4). Esto pensado en los cultivos por hectárea.

 

Otros cuidados generales

 

La papa no está exenta a padecer de plagas y enfermedades, pero si mantenemos un sano hábito de mantenimiento general podemos llevar fácilmente a término nuestra cosecha. Por esta razón es importante tomar en consideración los siguientes factores:

 

  • Se deben remover las hojas viejas o que se vean secas y marchitas.

 

  • Supervisar al menos una vez por semana en busca de agujeros en las hojas que puedan avisarnos de molestos insectos.

 

  • Combinar la siembra de papas junto con flores aromáticas puede ser muy efectivo ya que ahuyenta de forma natural a las principales plagas.

 

  • Prestar particular atención al tallo, si éste se ve caído puede ser aviso de una falta de nutrientes en el suelo o riego.

 

  • Debemos revisar el drenaje del suelo y evitar a toda costa el encharcamiento ya que pudre los tubérculos.

 

  • Asegurar la exposición de la planta de papa a la luz, para que los tubérculos se formen de forma óptima.

 

  • Si los tubérculos se llegan a formar en el exterior, debes cubrirlos rápidamente con tierra para estos se puedan desarrollar correctamente. Las papas deben crecer obligatoriamente bajo la tierra.

 

La papa es un excelente tubérculo para cosechar en maceta, toma en cuenta estos aspectos que compartimos contigo y comparte con nosotros lo que piensas.

 

Cosecha de papas

 

La cosecha de papa puede que sea una de la más intuitiva de todas, esto se debe a que a pesar de que el tiempo varía entre 60 y 100 días dependiendo del tipo de papa que hayamos elegido para sembrar, siempre nos guiaremos por la peculiar capacidad que tiene la planta de poner sus pétalos amarillos.

En este punto cuando ya la planta empieza a tomar esta tonalidad y notemos que las papas se despegan fácilmente de la raíz podemos cosechar nuestra papa madura, simplemente despegando los tubérculos.

Es importante que sepamos que si la intención de la cosechas es almacenar la papa para consumir luego, debemos cortar la planta dejando las papas en el suelo al menos una semana, esto se hace para que la piel de la papa se engrose y la haga más resistente.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here